window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-114597663-1');
Lo más difícil de aprender inglés

Lo más difícil de aprender inglés

Lo más difícil de aprender inglés

Aprende inglés / 19 julio

¿Es difícil aprender inglés? Aprender un idioma nuevo siempre es un reto. Y no se puede negar que algunos idiomas son más difíciles que otros pero todos, todos, tienen sus más y sus menos. En el caso de aprender inglés, hay que reconocer que muchos aspectos son más sencillos que el propio español, pero no todos entre ellos destaca uno, el speaking.

Los falses friends, los phrasals verbs o los tiempos menos utilizados dan algo de dificultad al idioma. Mientras la conjugación básica de los tiempos o el extendido uso de anglicismos, lo hacen más sencillo que muchos. Aún así, son muchos los usuarios que coinciden al señalar lo que más trabajo les cuesta a la hora de estudiar inglés ¿coincidirán contigo?

¿Qué es lo que los usuarios ven más difícil de aprender inglés?

Pues si nos centramos en la percepción de los alumnos, la opinión es generalizada, lo más difícil de aprender inglés es hablarlo con fluidez. El speaking se presenta como «la gran asignatura pendiente», el punto de mayor dificultad y el que más nos cuesta practicar y mejorar. Atendiendo a esta sensación general, se hace muy necesario la practica frecuente. Si no hablas en inglés, nunca te soltarás… necesitas hablarlo, ¡intentarlo! muchas veces, para ganar soltura y confianza.

¿Por qué el speaking es lo que nos resulta más dificl?

Parece que el hecho de que el inglés tenga muchos más sonidos fonéticos que nuestro idioma, sumado a la no literalidad de su fonética (es decir, las letras no se leen como se escriben) hace que todo se complique. Y por eso nos cuesta tanto hablar bien inglés.

¿Sólo eso? No, en realidad no, hay otros temas gramaticales que también preocupan a la mayoría de los alumnos, pero el speaking es el más repetido.

¿Qué puedo hacer para mejorar mi speaking?

Si tú también eres una de esas personas que coincide al afirmar que hablar inglés es lo que más te cuesta, nuestra recomendación es fácil: ¡Inténtalo! Acude a clases de speaking o ve a una cafetería de intercambio de idiomas, las hay en muchas ciudades. Lo importante es que practiques. Si puede ser con un profesor o alguien que te vaya corrigiendo y te oriente por cómo hacerlo mejor, tendrás mejores resultados (y más rápidos) pero practicar siempre funciona.

Quizás no te lances el primer día a hacer un discurso muy extenso, pero sí que podrías intentar hacer más preguntas o leer tus ejercicios en voz alta. Una vez que tú mismo te acostumbres a oirte no te dará tanta vergüenza hablar en inglés. Otra opción es que cantes tus canciones favoritas (en inglés, claro). Busca su transcripción y compréndela (para mejorar la entonación), despúes escucha al fonética y repítela. Todo suma a la hora de ganar confianza.

En nuestros cursos de inglés siempre trabajamos el speaking a diario, con intervenciones espontáneas o más preparadas, pero constantes para habituaros a hablarlo y poder ayudaros a corregir matices. Además, puedes ver nuestro cursos de conversación en los que practicar, practicar y practicar! Así que igual deberíamos volver a preguntar después de vuestro próximo examen…

¿Te animas?